Biografía Fundadora

Conociendo Nuestra Institución

SEÑORITA ENA BELLEMANS MONTTI

 
 
IDEA 2
 

  

Sin título 1Nació en la ciudad de Angol, Novena Región de Chile, un 6 de agosto de 1935. Fue la segunda de los cuatro hijos del matrimonio formado por sus padres don Esteban Bellemans Tauzias y doña Ena Montti Roa: Etienne, Ena, Mario y Sergio.
 
Cursó la educación básica en la escuela preparatoria de la ciudad de Angol.
 
Siendo aún una niña de tan sólo 12 años de edad, queda huérfana de padre, al tiempo que su madre enferma gravemente, por ello ingresa al Internado de la Escuela Normal de Angol para formarse como profesora, en donde descubre su vocación por la educación de los niños.
 
Egresa, titulada a los 19 años de edad como maestra de primaria, ingresando a trabajar en la Escuela Rural de la localidad de Mininco, cercana a la ciudad de Angol, en donde ejerce hasta el año 1957, año en que se traslada a educar a la escuela básica de la localidad de San Francisco de Mostazal, residiendo en la ciudad de Rancagua. En la escuela de San Francisco se desempeña durante 5 años educando y enseñando a los niños hijos de los campesinos de ese lugar. Es ahí en donde conoce a la profesora, también normalista, doña Ana Bustamante Santander con quien entabla una gran amistad y a quien más tarde invitará para fundar en Rancagua el Colegio Infantes de O’Higgins y el actual Colegio Ena Bellemans Montti.
 
En 1962,motivada por el ánimo de superación, acompañada de su esfuerzo personal y con el fin de adquirir mayores conocimientos, se traslada a la ciudad de Valparaíso para ingresar a estudiar, en las tardes, en el Instituto Superior de Comercio, en donde, junto con trabajar de día como maestra, obtiene el título de contadora, satisfaciendo así su espíritu de trabajo y dar todo lo mejor de sí para lograr sus ideales, pues creía que el trabajo dignifica a las personas, el trabajo las hace independientes, nos permite sustentarnos, obtenemos lo necesario para mantener a nuestras familias y a su vez educar a nuestros hijos, en fin en el trabajo alcanzamos la alegría sirviendo al prójimo.
 
El año 1970 ingresa a trabajar al Ministerio de Educación en la ciudad de Santiago, en donde forma un equipo de trabajo comprometido y entusiasta, pues su optimismo era contagioso, iluminaba su entorno, allí conoció el desarrollo de innumerables escuelas desde Arica a Punta Arenas.
 
fundadoras
 
Es así como en 1980, conociendo la realidad de muchas escuelas toma la decisión de llevar a cabo su gran sueño, crear una escuela en la ciudad de Rancagua, junto a su gran amiga la profesora doña Ana Bustamante Santander y a doña María Lucía Valenzuela Duarte, esposa de su hermano menor Sergio Bellemans Montti, en quienes encontró el apoyo e impulso necesario para sacar adelante este incipiente proyecto; iniciándose ese año los preparativos para concretar su sueño.
 
 
En ese sueño la Srta. Ena Bellemans Montti concebía la Escuela como aquel lugar en el que el niño debía encontrar su segundo hogar, en donde fuera acogido por una mano tierna pero firme, que da y a la vez exige, un lugar en donde el niño pudiera encontrar el desarrollo y crecimiento personal, un lugar en que el niño aprendiera a ser perseverante, a creer en sí mismo, en que puede lograr el desarrollo de sus destrezas, habilidades y potencialidades, en que el niño aprendiera a que con esmero se puede lograr un trabajo bien hecho, a ser honestidad en sus acciones, decir siempre la verdad, a dar la cara frente a las acciones indebidas, a no esconder la mano después de tirar la piedra, a ser pulcros y a ser responsables en las tareas asumidas, a tener respeto y sentido de ayuda hacia sus compañeros, y como corolario de lo anterior que la educación es la herramienta efectiva para progresar y desarrollarse en la vida. En fin una escuela que fuera como un gran árbol frondoso, que nos cobijara a todos y nos diera un sentido de pertenencia, logrando el bien común con el aporte de cada uno de sus integrantes.
 
Es así como en 1981 junto a sus amigas crea el Colegio Infantes de O’Higgins de Rancagua, en la avenida Alameda Libertador Bernardo O’Higgins Nº470 y en 1983 crea el Colegio Infantes de O’Higgins Nº2 en la Avenida Illanes Nº 1170 de Rancagua.
 
En estos años su actividad se centró en gestionar y organizar académicamente los colegios, al tiempo que atendía las necesidades para implementar la infraestructura y atender las proyecciones para el futuro cercano que el crecimiento de las escuelas demandaba, fue firme en sus convicciones y tenaz para luchar por conseguir sus ideales, nunca vio las dificultades como un obstáculo imposible de vencer, siempre tuvo fe en que las metas podían alcanzarse, miró y enfrentó la vida con un sano optimismo cristiano decía “Diosito siempre nos ayuda”.
 
Es precisamente Dios quien la llama a su encuentro un 28 de diciembre de 1988 mientras se dirigía desde Santiago a Rancagua gestionando tareas educativas. Nos dejó su huella e impronta imborrable reflejada en su obra, por lo que en su memoria y honor, la comunidad educativa rebautizó uno de sus sueños hecho realidad como Colegio Ena Bellemans Montti, quienes la recordamos damos testimonio del trato siempre cálido, amable y personal, la firmeza en sus convicciones, decidida y tenaz para luchar por sus ideales y su esmerada preocupación por los más necesitados: los niños.

Log in